El Corral de la Comedia

Con más de 27 años brindando al público moreliano y del interior del estado de Michoacán los mejores espectáculos teatrales, los cuales se han caracterizado por su calidad y profesionalismo, además de ofrecer un lugar en donde puede disfrutar de excelentes bocadillos y una gran variedad de bedidas mientras disfrtuta del espectáculo.

La casa de Pito Pérez

El Corral de la Comedia es además la casa de "Pito Pérez" personaje de gran trayectoria en nuestro país y en diferentes partes del mundo. Personaje interpretado por el primer actor Manuel Guízar, y que el pasado diciembre de 2013 cumplió 1000 representaciones de la extraordinaria obra "La Vida Inútil de Pito Pérez" de José Rubén Romero.

Un sueño realizado

1988.- Año en que se realizó un sueño largamente acariciado.

Manuel Guízar, ejemplo vivo de tenacidad, de empeño empresarial empeño empresarial, había caminado los empedrados caminos, los difíciles vericuetos del acomodo de los sueños; y es que, siendo Manuel, igualmente ejemplo vivo de capacidades histriónicas y de una historia para contarse en renglones más dignos de su tamaño como ser humano, no podía menos que SOÑAR, habiéndose fijado una meta de sustancial realización.

1988 es receptáculo calendarizado de una búsqueda larga y por demás difícil; no solamente recorrió cuanta calle ofreciera el hallazgo de un inmueble propicio para convertirse en escenario múltiple, también había recorrido la palabra de conocidos y desconocidos que tuvieran algo que ver con lo que tenían en mente y corazón, en formidable equilibrio.
La circunstancia permitió que empatado con la realización de un espectáculo en el Teatro Ocampo, surgiera ante sus ojos un espacio maravilloso en ubicación y en dimensiones, en el que, a la usanza de los viejos colonizadores en territorio indómito, hubo de requerir la refundación del esfuerzo amigo y familiar hasta ver como se podía transformar el abandono urbano en viva manifestación artística; la vieja y céntrica casona abandonada se vio invadida de pronto por la fuerza del descubrimiento de cada uno de sus rincones; Día con día, el sudor y la esperanza, el machete y la carretilla daban cuenta de lo que Manuel ya tenía en mente;el machete y la carretilla daban cuenta de lo que Manuel ya tenía en mente; No importaban los techos huidizos o las paredes quebrantadas por el tiempo, ni los pisos que parecían espectáculo de terremoto reciente; si de la nada nació el cosmos, en esta nada pétrea había de crearse el habitáculo de los soñadores; Un pequeño ejercicio masculino y femenino, que nunca llego a quince personas supo de aquello edificar un templo, en el encuadre del cariño y el amor a la creación por la creación misma, y de la multiplicación de las manos y de las opiniones para ver nacer la amplitud de lo realizado; a la altura de los primeros días de diciembre del 88, todo parecía estar en condiciones de romper la botella en el casco de este pequeño gran navío de los sueños; Y el suceso se ha venido registrando en la veta impresionante de la mina que salió encuentro del pico preciso en fuerza y empeño, en visión y audacia; cuenta su historia que fue inaugurada por el Quijote, en un múltiple bautizo histriónico. La piedra testifica innumerables puestas en escena con el desfile de valiosos de valiosos seres humanos que encuentran el porqué de la fraternidad sensible de cada uno de los amados rincones que han servido de camerinos para actores y actrices, y de sala que se extiende en una ladera que baja desde los primeros cinco metros de la bella entrada a este breve palacio que durante 27 años ha sido cómplice de este sueño maravillosamente realizado.-

José Luis Almada